Para K.


Un pequeño fragmento de mi inspirado en ti.

Comenzó con un sueño que empezó a echar raíces. Inspiró un pequeño cuento que se adelantaba a un futuro y a un beso que jamás sucedió. Voló por los aires y se posó un instante sobre un suéter que guardaba un peculiar aroma a ti. Y sólo soñó e inspiró y en algún momento ilusionó, pero sólo fue eso: un sueño donde tu jugabas a ser libre y yo pretendía hacerte creer que en mis brazos encontrarías esa libertad.

No fuimos accidentales ni casuales. Fuimos un encuentro de ilusiones y caricias que solo se quedaron en el aire. Con suerte aterrizarán en el lugar indicado y con un amor un poco más acertado.


Featured Posts